El “No” de Escocia es un “Sí” para F&A


19/09/2014

Scotland “No” Vote a “Yes” Vote for M&A

Desde un punto de vista meramente de negocios, los votantes escoceses casi seguramente tomaron la decisión correcta al permanecer en el Reino Unido. En primer lugar, una encuesta indicó que casi una de cada cinco empresas podría llegar a trasladarse si se aprobaba el plebiscito.

De hecho, el viernes, los inversionistas votaron por su cuenta cuando subieron las acciones en el mercado de valores de Londres. Incluso se produjo un leve aumento del precio de la libra, sostiene la BBC. Las cosas ahora parecen estar un poco más estables: el Royal Bank of Scotland no trasladará su sede central, como había anunciado que lo haría si la votación hubiera tenido otro resultado.

Todo dependía de la predictibilidad, algo que anhelan tanto las empresas como los inversores. Los encargados de las negociaciones desean eliminar los riesgos tanto como sea posible antes de depositar su dinero en una empresa o proyecto. Tal como afirmara un vocero del Royal Bank: “El anuncio que hicimos acerca del traslado de nuestra sede central autorizada a Inglaterra era parte de un plan de contingencia para garantizar la seguridad y la estabilidad de nuestros clientes, el personal y los accionistas en caso de que el voto fuera positivo”.

Aún existen algunas dudas

Pero incluso aunque los votantes escoceses decidieron permanecer en el Reino Unido, los encargados de las negociaciones aún tal vez lo piensen dos veces antes de invertir allí. La independencia podría haber tenido un impacto negativo en los negocios y en el valor de las empresas. “Creo que como país independiente Escocia podría resultar menos atractivo en el mercado global y por lo tanto perjudicar financieramente a las empresas escocesas que esperan vender sus negocios, dado que reduce la competencia”, afirmó Kevin Uphill, gerente general de Avondale, al periódico en línea GrowthBusiness.

Si bien probablemente el mercado supuso que la secesión fracasaría (al menos en esta oportunidad), aproximadamente la mitad de los votantes votó “Sí”. Esto señala que aún hay malestar e inseguridad subyacentes. De hecho, otras dos firmas influyentes de Escocia fueron más precavidas que RBS con respecto a su permanencia en el país.

Por ejemplo, Standard Life dijo: “Reconocemos que es muy probable un cambio constitucional. Tendremos en cuenta las implicaciones de cualquier cambios para nuestros clientes y otras partes interesadas en nuestra empresa para asegurar la representación y la protección de sus intereses”.

El efecto de la incertidumbre en Montreal

Vale la pena destacar que alguna vez Quebec fue el principal centro de las actividades comerciales y financieras de Canadá. Pero el temor de que alguna vez Quebec optara por la secesión hizo que  algunas de las empresas más grandes de Montreal; incluso el Bank of Montreal, trasladara la mayoría de sus operaciones a Toronto. Actualmente. Montreal ocupa el tercer puesto como centro comercial en Canadá, sostiene el periódico londinense CityAM.

Esto indica que una región no debe realmente declarar su independencia; simplemente la amenaza de su secesión puede provocar un deterioro económico.



Marc Songini

Marc Songini

Marc Songini ha trabajado en el campo de la tecnología de la información por más de 16 años. Sus roles incluyen los de periodista, analista y especialista en comunicaciones de marketing. Admite que cuando comenzó como reportero de alta tecnología, Netscape seguía sacudiendo la industria con una estupenda y nueva interfaz de usuario conocida como “navegador”. Durante sus 10 años con International Data Group (IDG), Marc escribió para NetworkWorld y Computerworld, dos revistas galardonadas.

Manténgase INformado

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir análisis imprescindible del mercado y liderazgo de opinión, directamente en su bandeja de entrada. Este boletín se enviará en inglés.